dirigido por Álvaro Viguera

El Misántropo

2019

Esta obra se me presenta como una ensoñación a través de una sucesión de cuadros escénicos que sacuden las costumbres humanas y exponen el reflejo del odio y el amor que habita en algunos corazones.
Como un ingenioso y sarcástico juego se nos presenta el verso Gumuciano, que sin duda es un guiño a la pluma del gran Molière en versos alejandrinos (que en traducciones al español solo cuenta con versiones en prosa).
La obra original tiene dos títulos: El Misántropo o el atrabiliario enamorado. Estos dos planos del personaje principal son claves para entender que en la obra cohabitan dos historias que se tensionan constantemente. Casi como un problema existencialista, el misántropo propone esta doble lectura a través de una contradicción desgarradora de odiar al género humano y a la vez amar a Celimena, la única mujer que ha sido capaz de robar su corazón. La tensión que se genera a partir de los dos títulos de la obra se ha articulado en el diseño integral y la música como un principio de oposiciones que tensiona distintas épocas y estilos en la escritura escénica.
Nuestra versión ocurre durante la celebración de un año nuevo donde la alegría y esperanza como también la tristeza y desolación inundan silenciosamente la vida de personajes frívolos e irreverentes que buscan satisfacer sus deseos.
Aquí, frente a ustedes está nuestro Misántropo, que hoy salen nuevamente a la luz para recordarnos que siempre hay algo de desierto en nuestro interior.